A la hora de hacer realidad un proyecto de obra nueva en Bilbao, el clima, además de la estética, puede influir en algunas de las decisiones más importantes.

Existen muchas opciones para dar el mejor acabado a nuestra fachada, hoy vamos a detallar las más comunes:

- Ladrillo visto: un clásico en muchas obras de ciudades con clima templado. De gran resistencia y mantenimiento mínimo, puede ser una de las opciones más económicas. No es necesario el uso de revestimiento para embellecer, ya que el ladrillo puede ser de diferentes colores también, desde el rojizo de toda la vida al color piedra.

- Fachada ventilada: consiste en la incorporación de una capa a modo de piel encima del cerramiento o ladrillo. Muy efectiva como método aislante y de larga durabilidad, siendo el mantenimiento muy sencillo ya que se usan placas intercambiables.

- Revocado y pintado: recurrente y económico. Durante muchos años ha sido la única opción a la hora de construir, pero necesita un mantenimiento regular. Requiere pintura u otro recubrimiento para embellecer la fachada.

- Paneles de piedra, PVC o metálicos: se trata de incorporar el panel a la fachada a modo de cubierta. Elaborados con piedra natural o metal. Más caro que otros sistemas pero con un resultado más atractivo visualmente. El aislamiento lo aporta la obra en sí, ya que el recubrimiento no está pensado para ser un gran aislante por sí solo.

Con todas estas opciones para tu proyecto de obra nueva en Bilbao quizá te resulte difícil decidirte, por eso desde Aurrekoetxea, Aitzol estamos a tu disposición con el mejor asesoramiento profesional y personalizado.